lunes, 8 de junio de 2009

Las cosas que escucho en la calle

Es curioso las cosas que escucha una en la calle cuando camina, he olvidado la mitad, pero bueno:


- Ay laura engorda hasta el aire.

- Entonces llevó los vaqueros a la iglesia

- Pues mira al final ganaron Martín y él.

- Vane! Vaneeeee!.

- ¿Me das fuego por favor?.

- Justo enfrente de la tienda del púas, giras a la derecha y allí es.

- Y va el tío y me dice que le pague.

- Se me quitó la tristeza esa que tenía.

- Ya llego, ya llego.

- Era maricón seguro, porque le pegó cuatro hostias y salió corriendo.

13 comentarios:

  1. La verdad es que algunas están llenas de ternura, mis favoritas la 2º y 8º. No hay más inspiración que la calle¿verdad? besos

    ResponderEliminar
  2. una curiosa muestra de palabras que flotan en el aire...
    besos!!

    ResponderEliminar
  3. Ya llego, ya llego... tiene tantas lecturas...
    Me gustó la originalidad del post,
    un saludo (y sonrío)

    ResponderEliminar
  4. las cosas que se oyen por la calle.. ¡y que lo digas! mercancías variopintas de la mente de cada uno!

    ResponderEliminar
  5. zapatos rojos. Es cierto, la calle es una fuente de inspiración inagotable. gracias guapa, un beso.

    toa. Curiosa si, no hay nada como pasear un rato para inspirarse.

    moreiras. Esa frase en concreto era de un hombre que me encontré ayer, que decía eso mientras se encontraba con alguien (su pareja, presumiblemente) y se disculpaba. Tiene otras lecturas si, jajaja.

    crazy_chords. Y he olvidado la mitad. A mi la que mas me ha impactado es la última, que se la escuché a una chica de unos veinte años, de aspecto muy dulce que le comentaba esa barbaridad a su acompañante, con una tranquilidad. Besos

    ResponderEliminar
  6. de la calle se saca el mejor material; que luego metido en contexto ficticio es la parte del texto que la gente menos se cree..

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    jajaja muy buen blog...En la calle se dicen y escriben cosas de todo índole. Por ejemplo las paredes dicen mucho de nuestro castramiento político. Y las conversaciones callejeras dicen mucho de nuestra poca cultura.
    Un saludo a la distancia... y Neruda también es un grande!!!

    ResponderEliminar
  8. Jordin. En ocasiones, la realidad supera a la ficción y es dificil de creer.

    Matilde. Sí, la calle es el pulso de muchas cosas, y es cierto Neruda es grande.

    Saltinbanqui. No pretendia ser profundo, solo mostrar un poco lo que veo.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola, cuantas cosas se pueden oir por la calle :o)

    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  10. Así, extractado, resulta de un significado algo críptico. Pero en conjunto, es hasta divertido.
    Gracias por tus palabras en mi última entrada.

    ResponderEliminar
  11. Yo soy aficionada a las conversaciones ajenas en el metro..jijijiji... El otro día se sentaron frente a mi dos adolescentes de 15 años más o menos y esta fue su conversación:
    -Oye, sales mañana con nosotras?
    -No puedo porque estoy embarazada... mira estoy de dos meses, te voy a enseñar la ecografía.
    Contesta la otra sin muestras de sorpresa.
    -No lo sabia, pero ¿sigues con tu novio?
    -Si pero voy a cortar con el porque estoy harta...
    A mi sinceramente me llamó la atención la ausencia de sorpresa de una y de preocupación de la otra!!!...pero tenían 15 años!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Blau. De nada por la visita. La calle es una fuente inagotable.

    Raúl. De nada, me gusta mucho como escribes. Un saludo.

    Paula. Madre mia!. no salgo porque estoy embarazada!. es extraño. un besino desde cáceres.

    ResponderEliminar