jueves, 11 de junio de 2009

Ya te he dicho que no quiero. Mini de Toatoa


- Ya te he dicho que no quiero.
- ¿Cómo que no quieres?, ¿si tú siempre quieres?
- Pues hoy no.-se quejó Andrea, mientras apartaba las “manazas” de su novio de los pechos.
- Venga que sí... que me apetece mucho, además, mira cómo estoy.- comentó convincente Miguel, con su miembro voluptuoso, ya fuera del pantalón.
- No, de verdad.
- Que sí, mujer, que sí.- dijo finalizando la discusión.

Miguel se colocó sobre ella, subió lo justo su falda plisada, apartó las bragas y se insertó con la poca delicadeza habitual en su interior, para comenzar con el vaivén, primero más lento y después más rápido, mientras ella, mirando ensimismada a través de la ventana, esperaba que por fin se desahogase y la dejase en paz. Al fin y al cabo, él era su novio y futuro marido, un hombre con necesidades, y como bien le había inculcado su madre, si no quería quedarse “solterona” tendría siempre que acceder a sus deseos

6 comentarios:

  1. Me parece una mini muy buena, es fuerte y directa, casi ves como le sube la falda el energumeno ese. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, como dicen claro y rotundo, y real, con los tristes prejuicios de la vida misma.

    ResponderEliminar
  3. Espero de verdad que no queden mujeres así.

    Gracias por pasarte por mi casa y como regalo de bienvenida un poema de Carlos Marzal en mi voz, pincha en:
    pluscuamperfecto de futuro

    ResponderEliminar
  4. Pobrecilla ¿ quedamos una tarde con ella no? igual la podemos aún salvar de la hoguera...

    ResponderEliminar
  5. moreiras. gracias por pasarte.

    mi nombre es Alma. ha encantado tu blog.

    Clave de sol.habrá que quedar con ella y despertarla tienes razón.

    gracias por escribir, teneís razón esta mini es buena, buena. un beso

    ResponderEliminar