martes, 2 de junio de 2009

un martes cualquiera

Hace un calor terrible en esta ciudad llena de cuestas.

Termina mi club de lectura
y el taller de relatos.

En nada cumplo 35
y he cogido algunos kilitos.

Me voy de vacaciones a Portugal en tres semanas
con una compañia inmejorable.

Estoy haciendo mudanza,
de casa,
de opiniones,
y de miradas sobre las cosas.

Últimamente creo en el karma,
en que lo bueno y lo malo se compensa y vuelve,
por eso,
a veces,
me pregunto qué habré hecho yo tan bien
para que duermas conmigo todas las noches.

10 comentarios:

  1. eso mismo me pregunto yo tb...
    bs!!

    ResponderEliminar
  2. toa: mmmmm

    Geminis: claro! con todo el corazón. un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. jejeje

    igual es que sois un premio la una para la otra :)

    ResponderEliminar
  4. mmm qué bonito. pasarlo bien en Portu...besos

    ResponderEliminar
  5. Esas cosas no se preguntan, no vaya a ser que se rompa en encanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. jordin. gracias, hacemos lo que podemos.

    jei. Igual, quien sabe, yo intento disfrutarlo.

    zapatos rojos. Gracias guapa.

    Raúl. Es cierto, dejare de preguntar y solo disfrutare. un beso

    ResponderEliminar
  7. Hermoso poema; la secreta, cotidiana, humilde belleza de la vida anónima, y la constante duda, hilo conductor que da un extraño sentido a nuestras vidas.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  8. moreiras. no estoy segura de que fuese un poema, pero gracias. un saludo

    ResponderEliminar