lunes, 26 de octubre de 2009

Con instrucciones

Esta entrada es un experimento. Para leer el texto hay que seguir las instrucciones.

Paso 1: Dale al play.

Paso 2: Cuando comience la música, comienza a leer, no antes.





La cita

El aire en la fábrica es casi irrespirable, hace mucho calor, el olor a goma y la temperatura de los neumáticos calientes, es casi insoportable en esta noche de julio. Ana mecánicamente, sube y baja la palanca en su lugar de la condena de montaje, sin percibir nada de esto.

Mira el reloj apurada. Hoy no puede salir ni un minuto mas tarde de las 10, llegaría tarde a la cita. Repasa mentalmente una vez mas el esquema: salir pitando, llegar a casa, darse una ducha, recoger a Silvia y al concierto; todo en una hora, pero confía en que podrá. Suena la sirena y Ana, sale corriendo de la fábrica.

Llega al aparcamiento y hay un todo terreno delante de su ford fiesta, abre el coche y comienza pitar, pero no llega nadie, maldice su mala suerte, apoya un pie en la puerta para ver a lo lejos la salida del personal, pero el todo terreno parece no tener dueño. El claxon suena frenético, cuando aparece una mujer con un pañuelo en la cabeza y retira el coche a cámara lenta.

Por fin sale del aparcamiento y se adentra en la ciudad camino de su casa, todos los semáforos parecen conjurarse en rojo esta noche, Ana no puede dejar de mirar el reloj de su muñeca, tamborilea los dedos sobre volante, en espera del verde. Llega a casa, a oscuras va directamente a la ducha, en dos minutos está fuera. Ahora sí, enciende la luz de su habitación y ve sobre la cama la ropa que había preparado antes de ir a trabajar, bragas y sujetador negros, vaqueros y una camiseta negra también. Se viste a toda prisa, se pone gomina en su pelo corto, pasa corriendo delante del espejo, le gusta lo que ve, mete las entradas en el bolsillo del pantalón y sale de casa con un portazo. De nuevo al coche.

Su cita, Silvia, vive al otro lado de la ciudad, así que sortea los coches como en un rally; las luces brillan, Ana está contenta, en diez minutos estará recogiéndola y en otros diez, las dos en el concierto, espera que le guste la sorpresa, sonríe mientras toca de nuevo las entradas que están en el bolsillo. Aparca el coche en doble fila y corre hacia el portal de Silvia, llega sin resuello y toca el timbre, una vez, dos, tres, nadie contesta, abre el bolso y coge el teléfono para llamarla, una vez, dos, tres, Silvia contesta, de fondo de oye mucho ruido.


- ¿Silvia? ¿oye dónde estás?- dice Ana algo nerviosa.

- Estoy en tu portal, ¿donde estás?- al otro lado del teléfono solo se oía a un tumulto de gente.

- Si, habíamos quedado.

- ¿Estás en el concierto?

- Bueno no te preocupes, ya nos veremos otro día.

- Si, si. Venga pásalo bien. Un beso.




12 comentarios:

  1. que conste que he seguido las instrucciones.
    pero estaba pensando ¿nosotros nos conocemos?

    ResponderEliminar
  2. Mariquilla Arremete26 de octubre de 2009, 20:38

    Joder que cabrona!!Esta debe de ser de la especie de las "mosquitas muertas".

    BESO

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo el experimento...qué bueno, Malena..y lo de la cita, una cabronada. Efecto genial con la música.

    Un besazo, artista.

    ResponderEliminar
  4. Pablo. Has seguido las instrucciones y te gustado?
    No sé si nos conocemos tú crees que si, a ver dame más pistas...

    Mariquilla. Que no... que esta no era mosquita muerta, olvidadiza solo.

    Techocolatecafé. Gracias guapa. La verdad que tenia la historia dando vueltas en la cabeza desde que conozco la canción, me alegra que te haya gustado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Jo, pobrecilla Ana... con las entradas en el bolsillo y la otra se ha ido sin ella...
    Está muy bien la historia, pero no me ha gustado... jo, será porque me gusta dar sorpresas y me jodería profundamente que me pasase algo así...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Me he quedado chafadísima.
    A mi me gusta que me den sorpresan que ya se de antemano, pero me encantan igual( y no se corren esos riesgos)
    besos.

    ResponderEliminar
  7. Lo he tenido que releer a un ritmo más lento. Esto me pasa por ansiosa...

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Toa. Es una pena, sí, pero la vida tiene esas cosas. De todas maneras, es solo una cita, quien sabe igual tienen mas oportunidades. La próxima de amor...

    Alex. B. Pero entonces no es sopresa jajaja, eso no vale.

    Cris. Te has animado con la música eh.

    Creo que ha sido generalizado que todas/os os ha dado pena, yo no se porque escribo sobre amores imposibles, el subconsciente será.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Pues vaya... después de salir pitando que te digan eso...

    :(

    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Sólo le faltan los fotogramas; sigue dando instrucciones, saludos.

    ResponderEliminar
  11. Y cuánto me gustan a mi los Killers.

    ResponderEliminar
  12. Belén. Una lastima verdad? habrá que darles otra oportunidad.

    Moreiras. Gracias, era una historia que tenia en la cabeza desde que escuché la canción, y lo pensé así, como si fuese una mini peli, me alegra que te guste.

    Raúl. Es que son geniales, la verdad, gracias por pasarte.

    ResponderEliminar