sábado, 24 de octubre de 2009

Nuevas miradas


Quienes me conocéis personalmente, sabéis que soy alta, 1.88 en concreto. De niña, en el colegio, estaba convencida de que todos y todas mi compis eran bajitos, no que yo era alta; en realidad me costó darme cuenta de eso, en mi familia los niños son altos, como podréis imaginar, entonces yo los comparaba con mi primas y primos y claro mi conclusión era que todos eran pequeños... supongo que era optimismo.

Como ya he comentado en alguna ocasión, estoy en época de cambio; no porque haya cambiado de casa, que también, sino porque noto que tengo miradas nuevas sobre las cosas. Siempre he sido optimista, a veces creo que demasiado, siempre creo que las cosas pueden salir bien. Ahora sé, que no todo puede salir de la forma que una espera y que incluso, a veces, que algo no salga bien es lo mejor.

Una de mis compañeras del taller de escritura, me dijo un día que "las cosas no cambian", que por mucho que se trabaje o se luche, no cambian. Yo le contesté que no, que ha habido muchos logros sociales, y ella, me contestó, que yo era joven todavía para verlo, y yo le dije, que podía ser, pero que yo no estaba en esa fase todavía.

Últimamente, me ha ocurrido cosas que han hecho que me vuelva a plantear este tema. Me pregunto ciertas cosas: ¿las cosas no cambian?, ¿los malos siempre ganan?, ¿es verdad que con la edad dejaré de creer en la bondad desinteresada de las personas?

Lanzo todo esto al aire, o al ciberespacio, para que me contestéis, porque ando un poco descolocada estos días y me gustaría oír vuestras opiniones.

besos por adelantado

13 comentarios:

  1. Yo también me considero optimista, pero hay que reconocer que los malos ganan demasiadas veces... Será que para tener suerte hay que ser malo, pero como a mí no me sale... me queda tener menos suerte pero cosas y personas (como tú) a mi alrededor realmente verdaderas.
    Besos wapa!!!

    ResponderEliminar
  2. CLARO que cambian. Cambian las personas, los intereses, las actitudes... y todo esto cambia no solo debido al paso del tiempo, sino al intercambio de nuevas relaciones.
    Yo creo que con quien mas optimista fui es con mi expareja. Alguien que se enamora (pensé) de ti a los quince años y sigue contigo de la mano hasta llegar a la universidad, te hace pensar mucho, pero cuando ves que todo se desmorona, que tú cometes errores y cambias (tambien, hay que decirlo) y luego esa persona cambia de mundo, de lugares, de música, de puntos de vista y le motiva más tener relaciones de sexo sin amor y de amor con sexo, después, y esos amores no permiten que tú hayas estado en su vida, no, no intentes gastar tiempo en esperar que esa persona contará contigo, con tu figura con tu papel en su vida aunque fuera pasada. Dejaras de formar parte y permitira que jueguen con tu corazón. Esos amores que despues tambien se quedan en nada.
    En fin, no se por que te he contado esto, yo creo que es un ejemplo claro de que SÍ cambian las cosas, pero sobre todo las PERSONAS, y son las personas las que hacen que las cosas cambien de una manera increiblemente asombrosa.
    Tanto para bien como para mal.
    Y ninguna de las dos cosas me gusta demasiado. Los cambios tan radicales y rapidos no deben ser muy buenos.

    En fin, gracias por dejarnos esta ventanita par aopinar sobre algo tan interesante

    Un beso levantino

    ResponderEliminar
  3. Toa. ya sabes lo que siento. bss

    Palabras a tiempo. Con mi pregunta lanzada al aire, preguntaba si no cambian las cosas, me referia a las injusticias, a si todo permanece igual, a si nadie puede hacer nada por evitarlas.
    Tu visión me parece interesante, si creo que las personas cambian, cambiamos todos y menos mal, sino la vida sería un sinsetido.
    No sé que es eramorarse a las 15 y seguir con esa persona mucho tiempo, yo tardé enamorame por primera vez bastante mas. De todos modos creo, que uno es responsable de su felicidad, si esperamos que la felicidad venga de la mano de otro/a malo, malo para nuestro corazón. Porque todos cambiamos, nuestra circustancias cambian no?
    De ex podria hablar mucho mas, ¿pero para qué?
    besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Cuando empecé a trabajar con niños alguien me dijo: "Sí, sí, ahora muchas ilusiones, cuando pase el tiempo ya me diras..." han pasado 21 años, y las cosas han cambiado, han evolucionado y mucho. Las maestras y los maestros ya no fuman en clase, no se puede pegar a los niños, y no se pueden cometer ciertos abusos que se cometían...sí, aunque algunos sean fatalistas en este asunto , hemos evolucionado.Pero todo lleva su tiempo...estamos en constante evolución.Sigo Creyendo en la escuela, en la pública, por supuesto.

    Mi tía me dijo siendo muy joven que el amor no existía. Hoy después de los años, dos grandes fracasos y dos hijos, sigo creyendo. Quizás no hay quien pueda conmigo y con mi amor a la vida.

    Odio que la gente me quite las ilusiones. Las cosas cambian y mucho. Aceptar que no siempre serán como queremos, ese es el reto de hacerse adulto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Mariquilla Arremete25 de octubre de 2009, 10:18

    Las cosas van cambiando ,pero muy despacito.Hay cosas y personas que nunca cambiaran , te lo digo por mi propia experiencia. Nosotros tenemos que seguir siendo fieles a nuestras ideas,y saber que la felicidad está dentro de nosotros.
    Me he llevado muchos chocazos contra la pared por mi forma de pensar y de ver las cosas,y al final te das cuenta que hay cosas que están fuera de nuestro alcance. Es triste pero es así.

    BESOS

    ResponderEliminar
  6. Techocolatecafé. Gracias guapa por tu opitimiso, necesitaba oir algo asi. Quizá ese sea el reto de hacerse adulto, en ello ando. Un abrazo

    Mariquilla. Yo intento mantener la coherencia entre lo que creo y lo que veo a mi alrededor. Te comprendo, yo tambien me he llevado algún golpe por mi forma de ser, a veces brusca. Aceptar que hay cosas fuera de nuestro alcance, es necesario sí.

    Un beso guapas

    ResponderEliminar
  7. Las cosas cambian, claro que cambian y nosotros tambien.
    Las injusticis se suceden y cuando conseguimos superar alguna, surgen otras nuevas, que antes eran impensables y que aparecen con los propios cambios.
    Para mi lo importante es la actitud positiva ante la vida.La ilusión por hacer cosas nuevas.El seguir mirando con ojos de niños, y que por muchas decepciones que nos llevemos a veces, (porque pensamos que estamos del lado de los buenos y deberíamos ganar)no dejar de seguir " cabezonamente" optimistas.Asique no tengas prisa por madurar.Guardate un poquito de niña siempre.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  8. Yo si que pienso que cambian, pero no sin antes un trabajo previo de los que hacen historia...

    Y si, seguro que todos podemos cambiar, otra cosa es que no queramos...

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. Alex B. Tienes razón, la actitud positiva ante la vida, es lo importante. Quizá no es cuestión de ser "niña" siempre, sino de madurar con cabeza y corazón. Gracias por tus palabras.

    Belén. Yo quiero, claro que quiero. Y hay que hacer mucho trabajo, es verdad.

    besos

    ResponderEliminar
  10. El cambio es la constante... Ni siquiera las verdades son eternas.

    ResponderEliminar
  11. yo creo que no hay que dejarse llevar por la inercia, ni por el pesimismo, ni por la impotencia, ni por la pequeñez de nuestras vidas.
    En mi curro, que ya sabes cuál es, si te mueves, cambias, si no, todo sigue igual.
    Y aunque a veces, demasiadas veces, ganen los malos, siempre hay que insistir, y protestar, y no dejar nunca de gritar al cielo.
    Pero la evolución siempre estará ahí, para bien o para menos bien, nunca para mal,jejeje besos

    ResponderEliminar
  12. Eso hago insistir y protestar, pero me canso a veces.

    ResponderEliminar