jueves, 26 de noviembre de 2009

Un poema


Ultimamente estoy poco escritora, no sé no tengo ganas. Os dejo un poema de José Watanabe.



En la calle de las compras

En la calle de las compras
es admirable ver cómo las gentes van funcionando tan bien,
Caminan articulando tobillos, rodillas,
la cadenciosa coxofemoral
y cuantos goznes nos mantienen verticales y arrogantes.

(Tonterías que pienso
mientras mi mujer, algo abochornada,
compra la lencería que luce la maniquí, tan fija
en el estereotipo de hembra deseable.)

Mi mujer es bella, para decirlo sencillamente y mirándola
de frente: no río o fuente como se decía antes
sino carne esbelta
sostenida y elevada por sus huesos
que a veces, secreto y morboso, toco como si buscara
las formas que la van a sobrevivir.

Todos pasan, ya lo dije, perfectamente vertebrados,
pero el deseo que llevan, no tiene huesos
(la razón está llena de esqueletos). El deseo no tiene nada
pero quema todos los cuerpos.

La que viene, la que se alza allí, es mi mujer.

Ay amor, el deseo de nuestros cuerpos
jugará esta noche, como el de todos los amantes,
con la muerte y la disolución, y tanto
que después nos parecerá increíble tener todavía pies
para seguir caminando.


Eso me ocurre a mi en ocasiones, que parezco no tener pies, sino alas.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Las tribulaciones de una cacereña en Cáceres


Viernes por la tarde. Como algo rápido y salgo pitando de casa, tengo la que pasar la ITV, voy volando casi por la ciudad para llegar a tiempo, ya que gracias al Plan E, la ciudad está llena de obras y hoyos, vamos que conducir por ella es jugar a la oca, porque no sabes cúantas veces vas a tener que volver hacia atrás, o volver a la casilla de entrada, antes de llegar a tu destino. Llego al servicio de Inspección Técnica de Vehículos, tarde pero llego, me sitúo en la cola y me fijo en que soy la única mujer. Me pregunto si las mujeres no tienen coche, o yo no he coincido con ninguna, cuando me doy cuenta de que sí que alguna hay con su coche, pero le pasa a inspección algún hombre de su entorno próximo. Paso la ITV sin problema, mi cochecito, tiene una nueva pegatina.

Me voy corriendo a la farmacia, a comprar un jarabe para la tos, para mi pareja que está en la cama, con gripe, que no sabemos si es A, porque no hacen las pruebas a no ser que seas del algún grupo de riesgo, que creo que hay que ser de los GEOS para que te hagan la dichosa prueba. Aparco en zona azul, pero no tengo suelto, así que no pongo ticket. Entro en la farmacia y compro el jarabe, cuando voy saliendo se me escurre la bolsa de los dedos y termina en el suelo. El bote de cristal se ha roto, me giro de nuevo y le digo al farmacéutico que me de otro, y para pagarle le doy la tarjeta, ya no tengo mas dinero en efectivo, y me dice que no, que no me cobra cuatro euros con la tarjeta, que vaya a un cajero, le contesto que tengo mucha prisa, que tengo el coche mal aparcado y que me esperan en casa, pero ni por esas. Busco en mi monedero y le pago los cuatro euros en céntimos casi, mientra pienso que menuda forma de velar por la salud, que en cualquier bar, tiras una cerveza y te ponen otra, en fin.

Me voy de nuevo a buscar el coche y cuando llego el señor que pone las multas está al lado con libreta y boli en mano, me mira, sonríe y me dice "anda vete", le doy las gracias y me marcho.

Es que hay días que parece que todo va más rápido y más difícil que de costumbre.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

The Rainbow

Ya se me ha pasado el enfado.

Trabajo en educación, en una ONG y doy talleres en centros de primaria, a veces pasan cosas que son dignas de contarse: En el taller sobre derechos y deberes, que he dado hoy, una niña me dicho que en su opinión todos deberíamos tener derecho a la verdad y se ha quedado tan ancha, otro que en su opinión Obama hace muy bien en cerrar la cárcel de Azcaban (refiriéndose a Guantanamo) y otro, que todos deberíamos tener derecho a la felicidad.

Lo reconozco me ha encantado.

Os dejo una canción preciosa:





viernes, 6 de noviembre de 2009

Estoy enfadada

Hoy estoy enfadada, cabreada más bien.

Soy una persona del montón una más como todo el mundo, valiente a veces y otras no tanto, feliz casi todo mi tiempo, o al menos hago lo posible por serlo. No me gusta meteme en la vida de la gente, no disfruto con ello, me da lo mismo como vivan mis vecinos siempre que no me afecte a mí. No me gusta que nadie me diga cómo debo vivir mi vida, creo que bastante complicada son a veces las circustancias de cada persona, cada uno hace con lo que le toca lo que puede, creo yo.

Vengo de un entorno familiar religioso -rémora que tengo todavía en la espalda- siempre me he preguntado, desde muy pequeña si las religiones en general, o la cristiana en particular, tienen que ver algo con dios: si es posible que alguien que se considere religioso juzgue a los demás sin la "misericordia" que piden para ellos mismos.

Estoy cansada de ser juzgada, de que se juzgue mi vida y mi forma de vivirla. La verdad es que hoy tengo un dia malo.


martes, 3 de noviembre de 2009

Listas...

Cosas que me gustan:

Pasear por la calle cuando estoy contenta.
Ver a la gente sonriendo sin motivo aparente.
Llegar a casa de mi hermana, siempre me recibe con un abrazo.
Llegar a mi casa ...
Leer un buen poema.
Dormirme tranquila.
Disfrutar de una buena comida.
Morime de risa.
Escribir.
Tener paz.


Cosas que no me gustan:

El otro día por ejemplo: un adolescente muy muy maleducado intentó colarse en el videoclub. Digo intentó, porque no lo consiguió.
Enfadarme, soy de enfado rápido.
Las situaciones injustas.
El daño gratuito.


No se me ocurre mas, si os apetece, podéis contarme que es lo que os gusta y lo que no.


Una cosa, Pandora, me ha enviado una mini muy buena, en lugar de publicarla yo, está en su recién estrenado blog:

http://lacasadepiruleta.blogspot.com

besos