jueves, 24 de diciembre de 2009

Tener que elegir

La vida está llena de elecciones, conscientes y meditadas algunas, y otras por que no quedan más ovarios. En ocasiones haces elecciones para que otros estén tranquilos, quedándote intranquila tú.

Pasaré estos días en familia, con tíos, primos, hermanos y demás. Con mucha familia que veo a diario, y con otra que no vea casi nada, pero familia son. En realidad, la navidad no es especialmente significativa para mí, me gusta estar con mi gente y eso puede hacerse en cualquier día en realidad. Lo que no me apetece siendo sincera, es cenar sin ti, escuchando decir a cualquiera "Que bien estamos en familia", pensado "lo estarás tú, porque mi me falta algo".
Siento el post tan poco navideño.

Y para terminar, quería desearos lo mejor a los/as que me leéis:

A mis compis del taller de escritura, y en especial a algunas personas, que me han aportado muchas cosas buenas: Mariquilla, Techocolatecafé y Fernando (sin apellidos eh!).

A M. y A. que desde que entré en su casa por primera vez y me topé con la lampara de techo, me acogieron en su familia, como una más. Gracias por compartir nuestras alegrías y penas. Un abrazo.

Pues eso, un beso

5 comentarios:

  1. Tú eres mi familia y ambas sabemos que serán las últimas navidades que pasaremos separadas. Pero no lo dudes, mi corazón siempre está contigo.

    ResponderEliminar
  2. Siento que estéis separadas, tanto amor superará fronteras,y distancias,seguro.
    Os deseo lo mejor a las dos, también tú me has aportado muchísimo en estos momentos de mi vida:luz, aire fresco, esperanza,mirada al futuro, valentía... Gracias de corazón y un beso a las dos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Malena ,me siento muy afortunada por haberos conocido a las dos. Sois unas mujeres estupendas, y en la vida todo llega ,y más a mujeres como vosotras .

    Besos y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  4. Toa. Guapa.

    Techocolatecafé. Gracias a tí, por leerme y por tus palabras.

    Mariquilla. Gracias corazón. Yo también me siento afortunada por haberos conocido la verdad. Tenemos que repetir la kedada eh.

    ResponderEliminar
  5. Jejeje, pues sólo falto yo por darte las gracias por una dedicatoria tan bonita,¡Qué voy a decirte después de tantos años! Muchas gracias por muchas cosas y por tener siempre esa sonrisa en los labios!Fernando.

    ResponderEliminar