miércoles, 13 de enero de 2010

Cosas extrañas...

¿No sentís en ocasiones que hay cosas que no entendeís bien?. Pues eso me ocurre a mi a veces, que hay cosas que no entiendo y, que prefiero no entender. Os dejo una lista de cosas extrañas para mí:

- Abrir el prospecto de los anticonceptivos y leer "instrucciones para usuarios".

- Ver como dentro de su coche una señora se enfada, cuando le cedo en paso, en un "ceda el paso".

- Entrar en un tienda de mi ciudad y ver una bandera fascista en la pared y, salirme claro.

- Escuchar que la hija de tu compañera de trabajo tiene veinte barbies y que los reyes le han traído una más, por que no sabían que regalarle.

- No creer en los reyes magos, pero sí desde luego en la magia de algunas reinas.


- Conocer un caso en el que una chica diga a su expareja grandisima hija de p. y lindeces como tengo ganas de pegarte. Y la ofendida esté pensando en darle otra oportunidad.

- Ver en el telediario que el cierto equipo de fútbol tiene un sistema de calefacción para que no se congele el césped con las nevadas. Ésto me quedó sin palabras.

- Escuchar a un conocido decir que se casa y, decirle que bien no? y escuchar su respuesta atónita: sí, en mayo meto la pata.




Pues aquí quedo ésto, opinad please.

12 comentarios:

  1. Mariquilla Arremete13 de enero de 2010, 21:32

    Y QUE LA VECKAN SE HAYA GASTADO EN UNA TARDE TRESCIENTOS CINCUENTA MIL EUROS EN UNOS ZAPATITOS Y UNAS GAFAS ¿QUE OS PARECE ESTO?

    SERÁ CABRONA ,INSENSIBLE Y EGOISTA.

    ResponderEliminar
  2. Hay muchas cosas que no entiendo... como que la gente se vaya de vacaciones a la República Dominicana con pulsera de todo pagado y salgan los primeros con el terremoto de Haití...

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Me temo que el dinero manda, Belén.

    Las cosas que comentas, Malena, son extrañas, pero todas tienen una explicación, desgraciadamente.

    Por ejemplo, si tu compañera de trabajo le regala otra barbie y ya van 21, significa que no conoce a su hija, porque dudo que desde que le lleva regalando barbies a la niña no le gusten otras cosas...

    Lo de los insultos y la disculpa de la ofendida es básicamente porque mucha gente no sabe querer, y se piensan que el amor es echar polvos mágicos y pasar el resto del día gritándose.

    En fin, la vida está llena de cosas que nos resultan extrañas, pero es que en realidad, casi todo lo que sucede es extraño, ¿no te parece?

    Infinitos besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Mariquilla. Que razón tienes, esa muejer anoréxica todo el dia comprando, yo creo que lo que le pasa es que tiene hambre y poca azúcar en el cerebro. No, ya en serio, me parece terrible, que alguien pueda gastarse ese dinero tan descomunal en un día y no sea para mejorar la vida de alguien.

    Belén. Eso es algo que tampoco he entendido nunca, estar 20 horas en un avión para estar como un cerdito al sol, con una pulsera, que te permite comer ya beber hasta reventar y ya está. Menudas vacaciones, y claro luego vienen lo ciclones y a correr a casa, no sea que nos pillen.

    Toa. Yo a lo de la Barbie le encuentro otra explicanción, que la niña tiene de todo, si tiene 20 barbies imaginate de lo demás, y le regalan cosas por aburrimiento. Veinte barbies, no pueden ser apreciadas, es imposible.
    con respecto a la pareja, te doy la razón la gente no sabe quererse en libertad y respeto.


    Besos a las tres.

    ResponderEliminar
  5. Ay, yo me quedo con lo del que se casa. Desborda ilusiones el tipo...
    Si mi novio dijera eso, me ofendería muchísimo. No es carecer de sentido del humor, es carecer de sensibilidad y ser más basico que un tonel.

    ResponderEliminar
  6. LLevo años preguntándome porqué se cuelgan platos en las paredes de las terrazas de los pisos, por estrechas que sean
    ( y a las que no sale nadie salvo para dejar algún trasto) ¿Alguien me lo explica?
    De verdad que me tiene trastornada desde hace tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Techocolatecafe. Pues sí, yo cuando lo escuché, se me ocurrió preguntarle que por qué se casaba. Pero no lo hice, eso de odiar el matrimonio asi, es como un chiste de machito, de mal gusto.

    Alex. B. Los misterios de los platos jejeje, que de dices de los platos en los patios de pueblo, que cuando hace aire, parece que se cae la casa.

    ResponderEliminar
  8. LA vida está llena de misterios, y en el terreno sentimental más.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  9. la verdad lo de la niña de las veinte barbies me parece hasta grotesco, a mí me daría miedo entrar en su habitación.
    La verdad es que sí a veces todo resulta extraño, y más extrañas somos nosotras por pensar que todo lo que dices es extraño...je,je,je. Algunos terminarían diciendo que tu serías la extraña...

    ResponderEliminar
  10. pues yo creo en los reyes magos. sobre todo en el negro

    ResponderEliminar
  11. Cosas extrañas para mi?
    *Las familias "antes", lo pongo entre comillas pq hay casas en las que aun "se estila"(jajaja), el comedor de "pabueno". Qué es es?, pues una sala atiborrada de todo lo de la dote, sin utilidad ninguna,¿como se puede desperdiciar un terreno asi en una casa?.contra gustos....
    *Que la gente cuando va en el coche le cambia la personalidad, pues se comportan mas agresivos de lo que son, al sentirse protegidos. Nos volvemos más impacientes.
    *Que haya personas que no se aseen diariamente, no puedo comprenderlo!!!!!!
    un besito malenita.

    ResponderEliminar
  12. Cris. Llena de misterios es verdad, pero hay cosas que atentan contra la razón, creo yo. Un beso

    zapatosrojos. Que algunas personas me/nos consideren estrañas, en realidad me alegra, me asustaría mas parecerle normal a algunas personas.

    Jesús Negro. Bueno, bueno, Baltasar es que es otra cosa, pero no me negaras que hay reinas que hacen magía, no?

    Pandora. Es que el comedor de "pabueno" tiene mucha miga, porque no se usa para nada, y siempre me he preguntado por qué, para qué servirá tener cosas y no usarlas. Lo del coche vale, pero la gente que no se ducha a diario, ufff, a mi me dan un poco de grima. Un beso de piruleta.

    ResponderEliminar