viernes, 15 de enero de 2010

De cine

Matilde siempre había querido que le pidieran matrimonio de una forma especial. Soñaba con una proposición delante de una chimenea en una noche de invierno, o encontrase un anillo en un pastel o quizá su nombre y el de su prometido escrito en el cielo con una avioneta; era un sueño que tenía desde muy niña, sentirse como en las películas. Por eso cuando fue a brindar con el champán y vio una sortija en el fondo de la copa, su corazón dio un brinco dentro de su pecho.
Julián puso el anillo en su dedo anular -perfecto- pensó ella -me queda perfecto-. Miró su anillo con detenimiento, se ajustaba a su dedo como si estuviera predeterminado para él, el diamante brillaba y la alianza entera hacia juego con sus manos, que tenían la manicura recién hecha para la ocasión.
Matilde sacó el anillo de su dedo y, se lo devolvió a su desconcertado acompañante diciendo:
- Gracias, pero no. No puedo casarme, en realidad no estoy hecha para el matrimonio.
Y se marchó del restaurante pensando que había tenido, desde luego, un final de cine.

11 comentarios:

  1. Jajajjaa, qué bueno, ella quería una petición de ensueño... para decirle que NO!!!
    Me encantas Malena, eres retorcidamente creativa.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Magnifico, ingenioso y por supuesto.....de cine.

    ResponderEliminar
  3. Mariquilla Arremete15 de enero de 2010, 12:41

    Esto es lo que deberían hacer en las pelis y en los cuentos.

    Has estado geniosamente genial.

    BESO

    ResponderEliminar
  4. Esta gente que ni come ni deja comer son de lo peor...

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. oyee!! una idea detrás de otra. Me encanta esto, jej, qué pájara la tal Matilde jajaj, un saludo Malena.

    ResponderEliminar
  6. qué fuerte, coincido con toa, toa,que retorcida. Me ha gustado lo del avión. Muy chula femme fatale...
    bss

    ResponderEliminar
  7. ja ja ja ... sin palabras. Si es que sobraba tanto diamante y tanta manicura...

    ResponderEliminar
  8. Toa. Gracias...

    Pandora. Gracias otra vez por tus palabras. un abrazo

    Mariquilla. Pues si, las princesas tienen que saber que tienen la opción de decir que no.

    Belén. Es que tenía esa ilusión...

    Isra.Un poco malita sí.

    Zapatosrojos. Gracias.

    Techocolatecafe. Pues claro que sobraba.

    Jordím. Me alegra que te guste.

    Besos a todos/as

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno, con mucho más fondo de lo que parece a primera lectura
    besos

    ResponderEliminar
  10. Pues si Alex B. tiene una lectura un poco mas profunda, gracias por darte cuenta ;)

    ResponderEliminar