martes, 12 de enero de 2010

Mini de zapatosrojos

Esta mini es curiosa, cuenta en inicio de algo... queda con ganas de más.

Es la tercera vez que me pasa.

J. cierra la puerta de su casa y entra en el ascensor. Se mira al espejo, satisfecho con lo que ve, se atusa un poco el pelo engominado y se humedece los labios. Es primavera, pero aún así, antes de salir del portal se abrocha la cazadora, se ajusta su pañuelo rojo, su favorito, el que le da suerte y por última vez, se toca el bolsillo trasero derecho del pantalón, asegurándose que están ahí. Sólo por si acaso, se lleva dos, aunque piensa, qué coño las tías también tienen.Pero se siente más seguro si es él quién los lleva.
Se dirige al lugar donde ha quedado con T, en una plaza muy concurrida de la ciudad. Esta vez no debe fallar, no debe fallar, joder. Por fin la ve, a punto de cruzar el semáforo en la cera contraria.Sonríe.T. está muy buena. J. le hace una seña y le indica que no cruce. Cuando el semáforo se pone en verde, J. cruza y ve como T. mira el reloj y se baja un poco la falda. ¿Estará nerviosa?. J. sonrié mientras se toca de nuevo el bolsillo de atrás, no vaya a perderlos.
- ¡Hola!
Pero a J. no le da tiempo a responder, justo antes de besar a T. le ha caído en el pelo algo viscoso y maloliente de color marrón. ¡Malditas palomas! ¡Es la tercera vez que me pasa!.

8 comentarios:

  1. Joder, lo que me ha costado saber qué llevaba en el bolsilo J., es lo que tiene ser bollera :P

    ResponderEliminar
  2. Mariquilla Arremete12 de enero de 2010, 9:55

    Muy bueno , podía haber llevado también unas toallitas de estas que refrescan,para el despues.

    ResponderEliminar
  3. No sé quien es mas bruta de las dos, jejeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues también podía haber llevado caramelos de menta o chicles!!! je je

    ResponderEliminar
  5. Mariquilla Arremete12 de enero de 2010, 17:40

    Los caramelos es cosa de ella ,je,je.

    ResponderEliminar
  6. Una capuchita, pero para la cabeza, no?

    ResponderEliminar
  7. Pues yo lo he imaginado desde el principio.

    ResponderEliminar