jueves, 24 de junio de 2010

Amantes


- Me ha dicho que va a dejar a su mujer –dijo Ana sonriendo-.

- No lo hará-contestó su interlocutora lacónicamente-.

- ¿Pero porqué dices eso? Si él dice que lo hará, yo le creo.

- Eso es lo que se dice Ana. Dice que dejará a su mujer, pero creeme no tiene intención de hacerlo.

- Claro que lo hará. ¿Qué mosca te ha picado?

- Solo te digo la verdad. Cuando alguien casado tiene un amante, siempre le cuenta lo mismo, que se lo dirá, que su matrimonio no va bien y cosas así.

- ¿Qué pasa? –dijo Ana con malicia- ¿Te liaste con alguien casado y te dijo esas cosas?

- Algo parecido.

- Te da rabia. Piensas que no puede salir bien, por que a ti te salió mal.

- No eso.

- ¿Ah no? ¿pues qué es?

- Da igual.

- No, dime, dime. Seguro que te acostabas con alguien casado, y tú eras la otra.

- No cariño. La casada era yo.


viernes, 18 de junio de 2010

Memoria

A veces, creo que el tiempo

perturba la memoria.

A unos recuerdos,

les salen magníficas y esponjosas alas

y a otros,

puntiagudas y afiladas espinas.



jueves, 10 de junio de 2010

Love


Nunca antes había creído en la bodas. Quizá por que he ido a alguna boda en la que los novios no se miraban con amor, o no se sonreían, o a una que fui en la que la noche de bodas la pasaron separados, cada uno con sus amigos/as. Soy mas bien escéptica a ese tipo de compromisos en público y escándalosos, creo que pertenecen al ámbito mas privado de una persona.

Voy a casarme, en breve, con una boda sencilla y tranquila, rodeada de la gente que me quiere y quiere venir, porque no todos coinciden. Aunque parezca una locura, pero es así.

Casarte con una mujer abre la veda, para que todos/as los conocidos/as, vecinos, parientes y demás, opinen sobre tu vida sin piedad y sin haberles tú pedido opinión; y lo que es más importándote aún: importandóme una mierda, y perdón por la expresión, lo que opinen. A estás alturas de mi vida, dónde estaría si hubiera escuchado a todo el mundo.

Pues bien, me caso. Con una mujer increíble y preciosa, que me entiende y a la que entiendo casi siempre, con la que me complemento y, a la que al mirar se detiene el mundo. No creo que hayas más razones para el amor.

Ayer compramos las alianzas y la verdad, es que me hubiera gustado llevármelas puestas.



martes, 8 de junio de 2010

La fiesta


Lara estaba dándose los últimos retoques delante del espejo, la fiesta comenzaba en diez minutos, en la otra punta de la ciudad.

- Venga cariño -dijo- ¿te queda mucho? ya llegamos tarde.
- Verás, ha empezado a dolerme la cabeza de repente, me duele justo aquí -dijo su novia, tocándose en el centro de la frente- Me encuentro un poco mal, no sé si voy a poder ir.

Lara, la miró fijamente y dijo:
- Es la tercera vez en este mes, que te duele la cabeza antes de salir.
- ¿Estás insinuando algo?
- No. Lo afirmo: ultimamente te duele algo justo antes de ir a algún sitio.
- Bueno, pues me duele.
- De acuerdo, quédate. Yo me voy ya, no me esperes despierta.
- Bueno quizá, no me duele tanto, me voy contigo un rato.
- Como quieras -dijo Lara cogiendo el bolso- Pero llévate tu coche, yo voy en el mío, porque te dolerá la cabeza nada más llegar.

lunes, 7 de junio de 2010

Conversaciones

- Pero hija, ¿por qué no vuelves con él?
- Mamá, de verdad ya te lo he contado.
- Pues no lo entiendo, es un buen hombre.
- No, mamá no lo es.
- Todos los matrimonios tienen problemas, vuelve con tu marido.
- Mamá ¡me has escuchad!, !me golpeaba!.
- No sería tanto, hija de verdad, piensalo. Seguro que te pide perdón.
- Sí mamá, lo ha hecho mil veces.


- Ana estoy bien de verdad.
- ¿Qué tal el piso nuevo?
- Bien en serio, todo bien.
- Te llamo esta noche entonces.
- No hace falta Ana.
- Te llamo de todos modos, ¡¿para qué están las amigas?.


- Hermanita, pero por qué no me lo has contado?
- ¿Contarte qué? ¿cómo?
- Ay Lola.
- ¿Cómo contarte que mi marido me hacía daño todos lo días?
- Ay cariño...
- No pasa nada, no llores. Ya ha pasado todo.
- ¿Estás bien?
- Sí.
- ¿De verdad?
- Si cariño estoy bien.


- ¿Dónde estás?
- Que más da dónde estoy Juan, ¿Qué quieres?
- ¿Dónde coño estás? !Quiero verte!.
- No voy a decirte dónde estoy Juan.
- Quiero verte.
- Ahora no puede ser.
- Pero ¿por qué amor?
- No me digas amor, no soy tu amor...
- Los dos sabemos que eso es una tontería, nos queremos y tarde o temprano volverás.
- No Juan, no te quiero y no voy a volver.
- Mira, mira... Lola, me estás poniendo nervioso.
- Juan voy colgar.
- Espera, espera. ¿Por qué me haces esto? Yo quiero estar contigo, de verdad.
- Ya hemos hablado, no te estoy haciendo nada. No quiero estar contigo.
- Pero por qué te empeñas, en decir que no.
- Esto tiene que acabar Juan, estoy cansada. Voy a colgar.
- !!No seas idiota!! sin mí no eres nada.
- Voy a colgar Juan.
- Nada no eres, !nada!. Nadie te va a querer como yo...
- Sinceramente, eso espero.

jueves, 3 de junio de 2010

La RAE


Esta esta mañana he estado buscando algunas palabras en el Dicionario de la lengua española, es su última edicción y he encontrado algunas cosas, dignas de mención.


Hombre.

(Del lat. homo, -ĭnis).

1. m. Ser animado racional, varón o mujer.

2. m. varón (‖ ser humano del sexo masculino).

3. m. Varón que ha llegado a la edad adulta.

4. m. Grupo determinado del género humano.


Mujer.

(Del lat. mulĭer, -ēris).

1. f. Persona del sexo femenino.

2. f. mujer que ha llegado a la pubertad o a la edad adulta.

3. f. mujer que tiene las cualidades consideradas femeninas por excelencia. ¡Esa sí que es una mujer!

4. f. mujer que posee determinadas cualidades.

5. f. mujer casada, con relación al marido.


Femenino, na.

(Del lat. feminīnus).

1. adj. Propio de mujeres.

2. adj. Perteneciente o relativo a ellas.

3. adj. Que posee los rasgos propios de la feminidad.

4. adj. Dicho de un ser: Dotado de órganos para ser fecundado.

5. adj. Perteneciente o relativo a este ser.

6. adj. Débil, endeble.


Débil.

(Del lat. debĭlis).

1. adj. De poco vigor o de poca fuerza o resistencia. U. t. c. s.

2. adj. Que por flojedad de ánimo cede fácilmente ante la insistencia o el afecto. U. t. c. s.

3. adj. Escaso o deficiente, en lo físico o en lo moral.


Marido.

(Del lat. marītus).

1. m. Hombre casado, con respecto a su mujer.


Casado, da.

(Del part. de casar).

1. adj. Dicho de una persona: Que ha contraído matrimonio. U. t. c. s.


Matrimonio.

(Del lat. matrimonĭum).

1. m. Unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales.

2. m. En el catolicismo, sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia.

3. m. coloq. Marido y mujer.


Masculino, na.

(Del lat. masculīnus).

1. adj. Dicho de un ser: Que está dotado de órganos para fecundar.

2. adj. Perteneciente o relativo a este ser.

3. adj. Varonil, enérgico.


Enérgico, ca.

1. adj. Que tiene energía.

2. adj. Perteneciente o relativo a la energía.


Parejo, ja.

(Del lat. *paricŭlus, dim. de par, paris, igual).

1. adj. Igual o semejante.

2. adj. Liso, llano.

3. f. Conjunto de dos personas, animales o cosas que tienen entre sí alguna correlación o semejanza, y especialmente el formado por hombre y mujer.


Amor.

(Del lat. amor, -ōris).

1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.

4. m. Tendencia a la unión sexual.


Amor libre.

1. m. Relaciones sexuales no reguladas.




¿Qué os parece?