martes, 8 de junio de 2010

La fiesta


Lara estaba dándose los últimos retoques delante del espejo, la fiesta comenzaba en diez minutos, en la otra punta de la ciudad.

- Venga cariño -dijo- ¿te queda mucho? ya llegamos tarde.
- Verás, ha empezado a dolerme la cabeza de repente, me duele justo aquí -dijo su novia, tocándose en el centro de la frente- Me encuentro un poco mal, no sé si voy a poder ir.

Lara, la miró fijamente y dijo:
- Es la tercera vez en este mes, que te duele la cabeza antes de salir.
- ¿Estás insinuando algo?
- No. Lo afirmo: ultimamente te duele algo justo antes de ir a algún sitio.
- Bueno, pues me duele.
- De acuerdo, quédate. Yo me voy ya, no me esperes despierta.
- Bueno quizá, no me duele tanto, me voy contigo un rato.
- Como quieras -dijo Lara cogiendo el bolso- Pero llévate tu coche, yo voy en el mío, porque te dolerá la cabeza nada más llegar.

8 comentarios:

  1. Sí, que vaya con ella, no sea q se pierda... [nótese el tono irónico]

    Hay personas que no saben vivir sin sus parejas pegadas a ellas las 24 horas del día. Ni tanto ni tan calvo...coño.

    Buena mini. Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Es que la cabeza es lo que tiene, es impredecible... ¿o no? jejejej

    ResponderEliminar
  3. Hay que ver...hay parejas en las que ni le puede a una doler la cabeza...gluppps...qué agobio.

    Beso

    ResponderEliminar
  4. Quizás es que tenga MIEDO, je,je.

    Besazo

    ResponderEliminar
  5. Otro retrato magnifico. Me gusta mucho. Estoy seguro que esas conversación, más cercana o más lejana la hemos oído todos.
    Perfecto el retrato
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. ir para amargar, mejor que no vaya :)

    ResponderEliminar
  7. Eso de las dependencias no me termina de gustar.

    Muchos besos, bella.

    ResponderEliminar
  8. Toa. A mi también me dan un de miedo, bastante en realidad.

    Tom. En este caso no lo sé, no estoy segura de que sea impredecible, o demasiado previsible.

    Tech. Pues la idea que yo quería transmitir no es esa, sino todo lo contrario, que si te duele la cabeza pues te quedas en casa, y ya está.

    Pantera. Miedo? pero cuál de las dos?

    Pau. Sí, seguramente en alguna ocasión hemos visto esta situación de cerca. Gracias por tus palabras.

    Jei. Eso creo yo ;)

    Espérame en Siberia. Es que a nadie pueden gustarle, creo.

    Besos a todos/as.

    ResponderEliminar