jueves, 1 de julio de 2010

Sin verguenza

Hay algo me que llama la atención, no sé cómo explicarlo: creo que hay personas que no tienen reparo en contar cosas muy intimas a cualquier persona desconocida.

Estos días he estado haciendo un curso y, una de las tardes, una chica se ha sentado a mi lado y me ha contado que había ido sola al curso, que lo había hecho por que estaba pasando un mal momento, que se había divorciado y que no sabía estar sin pareja, me contó un montón de cosas, y cuando comenzó la ponencia, se levantó y me dijo: bueno adiós y se fue a otro sitio.

Pero lo que me ha pasado hoy en el ginecólogo es mas surrealista aún: Una señora, que iba con su hija, se ha sentado a mi lado y ha comenzado a contarme que ella solo iba a pedir cita, y que la enfermera le ha dicho que pasase y que claro, ella no venia preparada que no se había lavado el .... que claro, que si lo llega a saber se lo lava.

El caló como pone las cabezas!!


21 comentarios:

  1. Jajajajaja, me ha encantado lo de que no se había lavado... qué pasa, que lo de la ducha matutina es para otros, no?

    La gente tiende a hablar y a contar un montón de cosas q no vienen a cuento. La semana pasada estaba en mi casa viendo la tele y una clienta de la peluquería de mi madre se acercó a mí para saludarme y a dejar las gafas de otra clienta y me contó (sin que yo preguntase ni invitase a hacerlo) que ésta última había perdido un ojo y que veía muy mal por el otro y que por eso era tan importante guardar sus gafas para que no se perdiesen, que la mujer había ido a teñirse el pelo porque su hijo iba a ir ese fin de semana al pueblo a verla y bla bla bla... yo ya puse el control de crucero y dejé que la mujer me contase la vida de la otra clienta. Desde luego, es para mear y no echar gota, como diría mi profesor de clases particulares de mi época estudiantil.

    Besos preciosa!!!

    ResponderEliminar
  2. ja ja ja ...como está el telar...ja ja el otro día le dije a una compañera que le contara a otra la anécdota que nos pasó un día.Inocente de mí... Empezó por su arbol genealógico y me levanté y seguía contándole a la otra pobre todo tipo de detalles, incluso cómo era el cielo ese día, las medicninas de su madre...impresionante!!! Luego le pedí disculpas a la sufridora.

    ResponderEliminar
  3. xDDDDD Me quedo con la tía de la ponencia.

    ResponderEliminar
  4. Hay personas que se sienten muy solas y quizás no tengan con quien hablar ,pero bueno... eso de no lavarse no se, no se...eso es intímo y personal.

    Beso guapa

    ResponderEliminar
  5. Oh cielos, eso es que tienes cara de !

    :P

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Coño, no ha salido la segunda parte del comentario...

    Decía que tienes cara de "cuéntamelo todo!"

    besicos

    ResponderEliminar
  7. No jodassss, prfff. Sin palabras!

    ResponderEliminar
  8. Cuando se pierden los pudores, mejor salir corriendo.

    ResponderEliminar
  9. Que comico!!!
    Al principio dije "bueno se viene algo sumamente profundo y filosofico" y despues nada que ver!!!
    Grande!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. jajajajajjajaj!!! Bueno, es que cuanto más íntimo es lo que hay contar, más fácilmente se le cuenta a un desconocido que a cualquiera...

    (Besos!)

    ResponderEliminar
  11. Bueno,bueno¡ como dicen: tienes que tener cara de buena gente y de saber escuchar, porque sino no se explica¡ la señora del lavado es muy buena, ella que no le tocaba¡, jaja. bss

    ResponderEliminar
  12. Por cierto estoy viendo en la 2 La Noche Temática, y están hablando de Irán,sobre todo de la represión a las mujeres, no me acostumbro a verlo, es increíble¡
    Mutilan los pechos hasta a los maniquíes de las tiendas para no insinuar nada,etc, increíble. Voy a seguir viéndolo,bsss

    ResponderEliminar
  13. Toa. Pues parece que la ducha diaria... Que bueno lo de la peluqueria, imaginate si llegas a preguntarle.

    Techocolates. Jajaja es que hay personas que van con el micrófono por la vida, en fin paciencia.

    Crazy. Es que fue buenisíma, la ví alguna vez más durante el curso y siguió contandome cosas... Un beso

    Belén. Lo tengo asumido, me pasa desde siempre, las personas me cuenta toda clase de cosas, nada mas conocerlas, no sé por qué me pasa.Un beso

    ResponderEliminar
  14. Tom. Pues sí, otro día cuento mas cosas, por que me pasa a menudo. Besos, que bueno tu blog, de verdad.

    Elena. Pues sí, pero no soy capaz. Besos

    Cris. Si yo lo entiendo, pero me parece extraño contarle a alguien que no te has lavado jejeje. Besos

    Ana. No sé si es cara de buena gente o de esta pobre me escucha a mí porque sí.
    Lo de Irán es increible, si me permites te recomiento un libro: "Persépolis" de Marijane Sartrapi.Es un cómic para adultos, y cuenta la historia del país. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me han timado. Juro que escribí un cometario hace días. Algo machista… Es que nunca he entendido la facilidad de la mujeres para contaros esas cosas y otras peores. Terminamos una cena y Estefanía comentó: es que según parece Bernard la tiene tan gorda que le hace mucho daño a su mujer y por eso apenas follan…. Jamás Jamás se comentaria una cosa así entre tíos…pero nunca nunca… por eso lo de la guarrilla tampoco es que me extrañe mucho…
    UN beso enorme siempre me encantas tus posts Gracias

    ResponderEliminar
  16. Lo más inquietante es que la gente desconoce qué uso puede tener esa información personal en manos de quien carece de escrúpulos...

    Besos públicos

    ResponderEliminar
  17. Pau. Pues lo siento, no sé que ha podido pasar con tu comentario. Es cierto que las confidencias entre mujeres, son muy intimas. Entre amigas lo comprendo, pero entre desconocidas? Gracias. A mi también me gustan mucho tus post.

    Hyku. Eso creo, que hay mucha inconsciencia, de verdad. Una vez una chica a la que apenas conocía, me contó que le ponía los cuernos a su novio, y después conocí a su novio: que raro es todo.

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que la gente a veces necesita soltarlo, como si al contarlas perdieran importancia, como si al compartirlas mermaran. La discrección es una virtud cada vez menos valorada, jeje. Muy graciosos los casos, jeje, la señora un poquito espesa, jajaj!!

    ResponderEliminar
  19. Un poco espesa? yo diría que mucho, mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tu sugerencia del libro, lo buscaré¡,tengo realmente curiosidad.

    ResponderEliminar
  21. De nada, espero que te guste. Un beso

    ResponderEliminar