viernes, 20 de agosto de 2010

Mis gafas nuevas

Me he comprado unas gafas de sol chulísimas y carísimas, nunca había tenido unas gafas así, ha sido un capricho, son preciosas, antireflejos, polarizadas, de diseño, una pasada vamos. Pero tengo un problema con ellas: me da miedo estropearlas o perderlas. Cada vez que me las quito, las meto en la funda y estoy todo el día abriendo y cerrando el bolso; y para una vez que me las pongo en la cabeza, se me cayeron y se rompió un cristal, cosa que no me había pasado nunca con mis gafas de siempre, un calvario vamos.

Así que tengo unas gafas estupendas, que me da miedo estropear. No vuelvo a comprarme unas Ray Ban.

7 comentarios:

  1. Las gafas Ray-Ban son todas preciosas, pero su precio nos hace esclavos de ellas, ¿no te parece?

    Besos preciosa!!

    ResponderEliminar
  2. Justamente, no vuelvo a comprar unas, de verdad que no. Me siento esclava, yo antes era feliz con las gafas en el pelo, las olvidaba en todas partes y no pasaba nada, enseguida las encontraba.
    Los caprichos...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ains!!!! Libertad...

    Chony

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, Malena, me has hecho reir. Sí, suele pasar: es una especie de Ley de Murphie trasladada a múltiples situaciones y con múltiples variantes ;-)

    Oye, te está quedando un blog precioso con ese fondo y la estructura. Felicidades.

    ¡Un abrazo!,

    ResponderEliminar
  5. qué bueno!! eso pasa. A mí me ocurría con mi coche nuevo, y a los 20 días me dí un porrazo con él, por lo tanto, no podemos luchar contra el devenir, jeje, es mejor disfrutar las cosas y usarlas, que son pa eso ¿no?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Creo que el hecho de que se te hayan roto puede deberse al apego tan fuerte que sentías por tus gafas nuevas. Tanto, que te orilló a aprisionarlas. Yo sé que lo material cuesta, por lo tanto le damos un valor, pero al final lo importante es todo lo que hubo (y sigue habiendo) en ti que te llevó a verlas como una pasada. Esas gafas significaron algo muy importante para mí, y rotas o intactas seguirás significándolo.

    Un besazo. Y enhorabuena por el cambio de look en tu Blog, ¡quedó muy bello! :)

    ResponderEliminar
  7. Chony. Pues sí, Guapa!

    Maria jo. Gracias, a mí también me gusta el blog asi de colorido. y lo de las gafas es así, en fin.

    Isra. Eso creo. No sirven de nada las cosas, sino es par disfrutar de ellas.

    Esperame en Siberia. Esa es la otra cara, la realidad es que tengo unas gafas que me protegen de sol, que era lo que yo necesitaba. Besos

    ResponderEliminar