martes, 21 de septiembre de 2010

Decepción I

- ¿Entonces se lo has dicho?
- Claro. Le he dicho que no le amo y le he pedido el divorcio. Lleva dos días en un hotel.
- Pero ¿qué ha pasado Ana?, ¿cuándo has dejado de quererlo?
- Pues no lo sé, de verdad que no. Sólo sé que no le quiero, que me da grima vivir con él.
- ¿Pero has tenido alguna decepción?
- No, ninguna. Ha sido poco a poco, día a día y ahora ya no lo aguanto.
- Bueno Ana, no te preocupes, estas cosas pasan, la gente la cambia.
- Supongo. Pero tengo una duda: ¿Cuándo tenía yo razón?, ¿antes, que pensaba que tenía una personalidad arrolladora y estaba loca por él, o ahora que creo que es un ególatra engreído y, no lo soporto?

16 comentarios:

  1. Rupturas... tan simples y a la vez tan complejas.

    Buena mini. Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. parte de razón en ambos momentos, supongo...

    ResponderEliminar
  3. Qué buenísima pregunta...según mi amiga Laura, nos enamoramos de nuestras propias fantasías y las reflejamos en el primer idiota, ególatra y engrreído que nos encontramos ¿será verdad? en este caso, la chica enloqueció del amor que deseaba tener...como nos pasó a la que más y a la que menos...sólo eso, la pobre...;)

    ResponderEliminar
  4. jaja me encanta tu comentario techocolatecafe.Creo que Laura es muy sabia.

    Me ha gustado mucho la mini Malena.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Jajaja las dos caras de una misma moneda??? muy buena la pregunta

    ResponderEliminar
  6. Toa. Seguramente es así, ni tan maravilloso antes ni tan repugnate ahora.

    Jei. Eso me temo.Besos

    Tech. Muy bueno, en ocasiones pasa eso, que uno se enamora de la idea del amor y claro...luego pasan estas cosas.

    Alex. Gracias, es una pregunta que me he hecho yo en alguna ocasión.

    Sara. Eso creo, que en realidad es lo mismo.

    Besos a todas.

    ResponderEliminar
  7. Porqué Tom? quizá tenía razón a medias, en las dos ocasiones.

    ResponderEliminar
  8. La parábola del amor, en sus segmentos de ascenso y descenso, es diaria y progresiva, y pasamos de la construcción de la alegría al desmoronamiento total del edificio, creyendo siempre que en ambas instancias tenemos razón. Tal vez así sea.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Siempre es complejo el vivir con alguien y mucho más en romper... si es cierto que no hay amor, ha sido valiente...

    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Carlos. Eso es lo que intentaba plantear, si aunque la perspectiva cambie, tenemos razón en ambas ocasiones. Gracias por tu visita.

    Belén. Claro, tomar la decisión de la ruptura siempre es dura, en ocasiones hay que ser muy valiente.

    Princesa. Bueno, en ocasiones no llega no? al menos eso espero. Qué tal el principe?

    ResponderEliminar
  11. Ni antes ni ahora tiene razón ni está equivocada.Que locura de palabras....pero lo pienso así.

    ResponderEliminar
  12. Isra. Gracias :)

    Pandora. Que lío, pero te entiendo perfectamente.

    Syl. Gracias guapa.

    Besos

    ResponderEliminar