miércoles, 13 de octubre de 2010

Todos tenemos un libro...

A las personas que nos gusta leer, casi siempre nos acompaña un libro, yo recuerdo momentos de mi vida relacionados con libros. A algunos les tengo especial cariño:

Tengo un libro sobre las canciones de Sabina, que me lo regaló una buena amiga en un momento duro de mi vida, me lo regaló para que leyera y no me comiera la cabeza, y en realidad, no tuve tiempo casi de leerlo porque estuvo a mi lado, casi todo el tiempo.
Otro libro, que no tengo, pero me prestó una amiga de mi hermano: El último Catón, que no es que sea una libro maravilloso, pero sí es muy gordo,y me acompañó en unas noches de insomnio que tuve (se hacía de día mientras lo leía).
En la estantería de mi casa, hay un libro de poemas de Cristina Peri Rossi, que alguien me regaló después de haberlo buscado durante meses y me dio una alegría infinita recibirlo.

Me he acordado de todo esto, porque un profesor que tuve, una vez, nos leyó una cita de Rosa Montero, que me pareció fantástica:

Todos tenemos un libro que nos espera, de la misma manera que a todos nos aguarda un amor en algún sitio: la cosa es descubrirlo. Los que no disfrutan con la lectura son aquellos que no han encontrado aún ese libro, esa obra que les atraparía y les dejaría temblorosos y exhaustos, como siempre dejan las grandes pasiones. (Rosa Montero)

Si os apetece enviarme vuestros libros-recuerdos, estaré encantada.

11 comentarios:

  1. Yo soy muy romántica, y siempre pienso en El forastero misterioso, de Twain... tantos recuerdos de los veranos en los que lo re-leía!

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Tengo un libro "Querido Nadie" se llama... lo leí siendo muy joven, y le tengo mucho cariño. Por otro lado "Rebeldes" que también lo leí en el instituto... siempre recuerdo ir con él a todos los sitios en aquella época. De hecho, tuve varios ejemplares.

    ResponderEliminar
  3. Yo recuerdo dos. "La Pena de Bélgica" de Hugo Claus que me acompañó durante un caluroso verano en mi adolescencia y "La Vieja Sirena" que viajó conmigo en mi primer viaje a tierras inglesas.

    ¿Qué seríamos sin los libros?

    ResponderEliminar
  4. De los de pequeña, los que me leía mi padre.De Rudyard Kipling creo que se llamaba " el libro de las Tierras Vírgenes" ( el libro de la selva), y de Somerset Maugham los Cuentos de los Mares del Sur.
    O sea de aventuras en tierras lejanas....
    Después algo mayor, cuando estudiaba la carrera mi favorito es y sigue siendo " la Poética del Espacio" del poeta francés Gaspard Bachelard.
    De esos son de los que me acuerdo ahora mismo así que deben ser los más significativos para mi.

    ResponderEliminar
  5. Mi libro fue, sin duda, Viento del Este, Viento del Oeste.De Pearl S. Buck . El encuentro entre culturas. La apertura a los mundos desconocidos al nuestro,la ruptura de los prejuicios, la aceptación de la diferencia... Oriente y Occidente. Lo he seguido leyendo durante años, desde que la primera vez, sobre los once años.

    ResponderEliminar
  6. El manantial, de Ayn Rand. No es el libro que más me han enganchado, como estas veces en las que casi tienen que arrancarte del sillón para que vayas a cenar. Eso lo han conseguido, por ejemplo, los de la saga Harry Potter. El manantial consiguió, en cambio, que me enfrascara tanto en la lectura que a veces tenía que hacer una pausa porque me sentía casi físicamente agitada.

    ResponderEliminar
  7. Belén. No lo he leído, lo buscaré. Un beso

    DANY. Que recuerdos "Rebeldes", yo también lo leí en el insti, cómo pudo gustarme tanto? Un beso

    Alex B. Claro, si los recuerdas será por algo. Un abrazo

    Tech. Oh que gran libro, lo leí en las siestas un verano y me despertó mucho interés por oriente. Un beso

    Syl. Seríamos, yo seria, algo menos de lo que soy ahora.

    Crazy.Te comprendo, a mí me ha ocurrido eso también.

    Gracias a todas, por compartir vuestros libros, creo que podríamos estar comentando esto horas y horas.

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo varios libros como los comentados pero ahora mismo acude a mi mente El misterio de la isla de Tokland, que leí de niño sobre una roca junto al Tajo, del tirón, una tarde de agosto. Tan absorto estaba en ello que, al acabar, me quedé contemplando el atardecer y olvidé el libro sobre la roca. Cuando regresé a por él al día siguiente ya no estaba y cuando volví a casa al final del verano, sin haber dicho nada a nadie, una familiar me regaló de nuevo el libro, sin saber que había perdido uno.

    Besos encuadernados

    ResponderEliminar
  9. De pequeña me leí varias veces la colección de libros juveniles "Pakto secreto". Reconozco que hicieron que mi afición por la lectura creciese exponencialmente.

    El libro con el que pasé más miedo al leerlo fue "Los heraldos de las sombras" de Cathy Cash Spellman.

    Lloré como una niña con uno de los relatos de Susanna Guzner en "Punto y aparte".

    Cualquier libro de Isabel Allende podría ser digno de mención, por la calidad de sus letras, por la agilidad de sus historias.

    Pero creo que si tengo que elegir un libro, uno que me haya enamorado, que fue un punto de inflexión en mi vida fue "La cazadora de Indiana Jones", de Asun Balzola. Sí, es un libro juvenil, pero realmente bueno, sincero, sensible, espontáneo... creo que lo que sentí con ese libro hizo que siguiera buscando esas sensaciones en otras novelas, en otros libros, fue el que me convirtió definitivamente en la lectora que soy ahora.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  10. No conocía la cita de Montero, pero ahora la suscribo palabra por palabra, Malena.

    ResponderEliminar
  11. Hyku. Que suerte, perder y encontar un libro, todo en el mismo verano. Un saludo.

    Toa. Siempre hay un libro que nos marca, al menos un libro por cada etapa de la vida, todos tenemos uno. Besos.

    Raúl. Es una gran cita creo yo. Me alegra que te guste, un saludo.

    ResponderEliminar