viernes, 26 de noviembre de 2010

La vida en juego


Donde pongo la vida pongo el fuego

de mi pasión volcada y sin salida.

Donde tengo el amor, toco la herida.

Donde pongo la fe, me pongo en juego.

Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego

vuelvo a empezar, sin vida, otra partida.

Perdida la de ayer, la de hoy perdida,

no me doy por vencido, y sigo, y juego

lo que me queda: un resto de esperanza.

Al siempre va. Mantengo mi postura.

Si sale nunca, la esperanza es muerte.

Si sale amor, la primavera avanza.


Ángel González

viernes, 12 de noviembre de 2010

Certezas

Tener certezas a veces, es tan incierto

como caminar por la sombra a la hora de la siesta en agosto,

recordando el frío que no acude y

oteando las aceras para no caer al acantilado del sol.


jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Cuál es es colmo...?

Cuando eramos niños te preguntaban, así en plan chiste: ¿cuál es el colmo de la paciencia? y la respuesta era: poner una zapatilla en una jaula y esperar que cante.

Pues yo os pregunto: ¿Cuál es el colmo del modelo consumista?
Respuesta: Bolsas ecológicas -para cuidar el medio ambiente- de Adidas, fabricadas en Indonesia, por menores explotados laboralmente y esquilmando los recursos naturales de allí.

Eso vi ayer paseando, esta Bolsa ecológica en una tienda de deportes, y no pude evitar pensar en esto y en la adivinanza de cuando era niña.

martes, 9 de noviembre de 2010

Hopper visto desde Techocolatecafe

Preciosa mini, llena de sentimiento, con una visión inesperada del cuadro.

Mi padre dice que aquel fin de semana agotaron su último intento. La casa estaba situada al borde de la playa, era tranquila, y toda ella despedía un aire nostálgico y romántico que evocaba épocas pasadas. Aquella noche, sin embargo, y a pesar del cariño que les unía, mi madre le dijo su adiós definitivo. Dice mi padre que esa es la última imagen que guarda de ella: en el porche, sus hombros rozados por el viento, el bello rostro bajo la luna y sus lágrimas de despedida.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Hopper visto desde Alex. B.

En ocasiones faltan las palabras. Os dejo la participación de Alex B. pinchad en el enlace y disfrutad.

Alex. B.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Lesbianas y cristianos

En ocasiones la vida tiene situaciones tan curiosas que rozan el absurdo:

Mi madre está feliz porque el Papa visita España. Está enferma y lleva unos días sin salir de casa y está disfrutando mucho con la visita restrasmitida en directo. Esto ocurre mientras yo me arreglo para salir, voy a la inauguración del festival de cine Gay y Lésbico de mi ciudad, a ese festival que no me atrevía a ir cuando estaba en la universidad, por miedo.

Además llevo toda la semana pensando en dos cosas una: las palabras de Rajoy, en si serán ciertas, porque tengo algo de miedo a que ese partido de las narices, se dedique a imponer moral y a legislar sobre la vidas distintas a las suyas. Y la otra: en una amiga a la que le están haciendo moobing en el trabajo, ella está convencida de que el motivo es por ser mujer y lesbiana.
Todas estás cosas pasan a la vez en mi vida: mi madre se alegra de que el Papa venga a España, a ver si arregla "esto"; yo pienso que Rajoy estará entre los que le besen la mano, mientras decido que ponerme para ir al festival de cine Gay, mientras mi amiga -la del moobing- no viene conmigo a la inauguración, porque cree que los festivales y las reivindicaciones de lesbianas y gays, no sirven para nada, pero a ella le hacen la vida imposible por ser lesbiana.
Para colmo de males, mañana mi pareja y yo, iremos a casa de mis padres a comer, y comeremos tranquilos estoy segura, después de todo, cristianos y lesbianas pueden tener cosas en común.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Hopper visto desde Toatoa

Otra mini, esta vez de Toatoa. Muy bien escrita, con un aire algo triste, la autora ve en esta noche veraniega, una crisis de pareja poco habitual.

- Llevo tiempo pensando en lo nuestro. -dijo Mary, echándose hacia atrás el cabello y dejando al descubierto sus hombros desnudos.

- ¿Y a qué conclusión has llegado? .- Bill se mostraba impaciente y temeroso, pues conocía de sobra la respuesta.

- Tenemos que ser sinceros, tenemos que decirles a todos que nuestro matrimonio es una farsa.

- ¡No podemos hacer eso!... a mí me matarán y a ti te violarán, ¿eres consciente de ello?

- Sí lo soy, pero no puedo soportarlo más, Bill. - dijo Mary sollozando, para después esconcder el rostro bajo las manos y ocultar así las lágrimas.

- ¿Y crees que para mí es fácil? No, Mary, no lo es. Cada día quiero gritar por todos los lugares del mundo que amo a Martin, que deseo estar con él, despertarme cada día a su lado... pero ¿qué dirían en la finca donde trabajo? ¿qué me harían el capataz y sus ayudantes si se enterasen de mis verdaderos sentimientos? Hace unos meses esta gentuza mataron de una paliza a un chaval por ser como yo. Así es que, para bien o para mal, nuestro matrimonio nos protege.

- ¿Nos protege de qué? En realidad, nos hace muy desgraciados. Tú por Martin y yo por Loren.

- ¡Pues ya lo tengo! ¡Que se casen!