viernes, 26 de noviembre de 2010

La vida en juego


Donde pongo la vida pongo el fuego

de mi pasión volcada y sin salida.

Donde tengo el amor, toco la herida.

Donde pongo la fe, me pongo en juego.

Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego

vuelvo a empezar, sin vida, otra partida.

Perdida la de ayer, la de hoy perdida,

no me doy por vencido, y sigo, y juego

lo que me queda: un resto de esperanza.

Al siempre va. Mantengo mi postura.

Si sale nunca, la esperanza es muerte.

Si sale amor, la primavera avanza.


Ángel González

10 comentarios:

  1. Creo que estos versos encierran una gran verdad en sus palabras, porque para ganar algo en esta vida tienes que arriesgarte, pues sólo lo que puedes perder es realmente valioso. Igualmente, sólo arriesgando todo lo que tienes puedes valorar lo que obtienes. Es mejor siempre un NO por respuesta que una duda infinita.

    Me ha encantado. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Pongo en juego mi vida, y pierdo... y aún así, no estoy triste (al menos, no demasiado).

    ResponderEliminar
  3. Toa. Estoy contigo, en la vida a veces hay que arriesgar, por que creo que no arriesgar es un riesgo aún mayor. Que lío!!

    Danygirl. A veces se pierde y otras se gana no? Un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito, me encanta Ängel González.
    Beso

    ResponderEliminar
  5. Me gusta muchísimo Angel González, y el poema es precioso.
    Donde pongo la vida pongo el fuego,donde pongo la fe me pongo en juego.
    Un buen lema de existencia.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Si verdad? yo creo que todos hacemos un poco eso, ponernos en juego donde ponemos la fe.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. amé este poema, de verdad.

    la mezcla, el sabor, los cristales ....

    gracias!

    ResponderEliminar
  8. Donde pongo la fe , me pongo en juego.... esto tiene mucho que decir, mucho , mucho que decir.....

    Besazo guapa.

    ResponderEliminar
  9. Matilde. Bonito poema verdad, sabor y cristales, que buena metáfora.
    Un saludo y bienvenida.

    Luz. Mucho que dicir, si, pero dilo, dilo que estoy deseando escucharte.

    ResponderEliminar