miércoles, 27 de abril de 2011

Desesperadas medidas

-Tal y como yo lo veo-me dijo- o te vas tú o yo no te despido ni muerta. La empresa no va a pagarte ni un duro de indemnización.- 

Y se quedó tan tranquila oye, después de hacerme la vida imposible todos en la oficina para que me fuera, me dijo eso: !Ni muerta!.  Así que acudí a las medidas desesperadas, agarré la figuríta de mármol que estaba encima del escritorio, mientras mi jefa -ya por poco tiempo- abría los ojos desmesuradamente.

-Como quieras- le dije.

miércoles, 20 de abril de 2011

Cada vez me gustan más los Flahsmob


Original reivindicación sobre el reciclaje.

viernes, 15 de abril de 2011

Muérdeme

A veces tengo la sensación de que hay mucho, muchísimo escrito sobre los "malos amores": canciones, libros, poemas y blogs (sobre todo blogs). Rebosando de escritos sobre los que nos hacen (o hemos hecho) sufrir. 

Todo el mundo tiene uno, uno que prefiere no recordar o no hacerlo muy amenudo. Casi todas las personas tienen una persona que preferirían olvidar, o no acordarse mucho de ella.

Pero, ¿y los "buenos amores"? ¿Por qué no se escribe tanto de ellos? Me refiero a los tranquilos, a los bellos, a los que te hacen la vida mas bonita, de los que aprendes, de los que te hacen crecer. Sobre ellos no hay casi nada escrito, ¿por qué será?...

Os dejo una canción de Second: "Muérdeme", que encaja muy bien en el tema:


martes, 12 de abril de 2011


Mejor doblarse mientras dure el vendaval,
que partirse en dos al primer viento.