lunes, 2 de mayo de 2011

En propiedad

A veces creo que hay lugares o ciudades que son de alguien, al menos en mi mundo. Eso pensaba ayer mientras paseaba por la feria del libro de mi ciudad, pensaba si alguien creerá que la ciudad en la que vivo es mía, de cierta manera. 

Por ejemplo: Para mí Valencia es de mi amiga A., no podría pasear por ella sin esperar encontrármela.
Córdoba es de una ex, a la que preferiría no encontrarme, pero es suya sin duda.
Las escaleras de mármol de la calle Cánovas, son mías también. O al menos lo fueron, cuando yo tenía 23 y las tuve en propiedad durante mucho tiempo. Ahora hay una rampa, pero bueno cuando paso me veo sentada, con la ilusión que me embargaba en el aquel momento y me gusta verme sonreír.

Y por supuesto, Salamanca es nuestra. 

8 comentarios:

  1. Cerca de mi casa había un campo.Tenías que atravesar la via de tren y estaba después.Se tenía que ir coche, con los padres, o tambien se podía ir en bici. Tenías la sensación de que desde ese lugar al infinito todo iba a ser campo.
    Un día ese campo quedó atravesado por la M-40 y despues el ferial lo ocupó.
    Pero sigue siendo mio. Y ahora un poco tuyo también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hubo una época que consideraba mía la Plaza Marrón, otra el Parque del Principe, despues me sentía más cerca del Palmar en Cádiz que de cualquier rincón de esta ciudad. Y ahora cualquier calle me hace sentirme "en casa", a veces hay que ir muy lejos para saber que quieres "volver a ser de tu ciudad".

    ResponderEliminar
  3. Alex. hay cosas que son siempre nuestras, aunque ya no estén. Pues gracias por compartir tu campo conmigo.

    M. A veces hay que viajar, para darse cuenta de dónde está nuestra casa. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, Salamanca es nuestra :D

    ResponderEliminar
  5. Las ciudades nos hacen. No podría vivir sin el trinomio inseparable Madrid-Plasencia-Cáceres.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Toa. Sin duda.

    Syl. Me ha gustado eso de que las ciudades nos hacen, es cierto. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Y el mundo… El mundo es de todos.

    ResponderEliminar
  8. Cínica. Completamente de acuerdo, el mundo es de todo el mundo.
    Un beso

    ResponderEliminar