viernes, 19 de agosto de 2011

El mundo de la reja

Esta mañana desayunado he puesto Canal 13. Sí, ese Canal 13, el que da las noticias del JMJ. Estaba escuchando el debate, perpleja, la verdad. Pero me gusta escuchar lo que dicen, para poder saber de qué hablo, cuando hablo.

El caso es que un cura, con pinta de no haber salido de su pueblo, dice que: "cada vez hay más vocaciones femeninas, en contra de lo que se pueda pensar. Cada vez hay mas mujeres llamadas al mundo de la reja".

Y os preguntareís vosotro/as ¿qué es el mundo de la reja?, pues ni más ni menos que la clausura, ser monja de clausura. Pues eso, la forma moderna de decirlo es el mundo de la reja. ¿Qué os parece?




viernes, 12 de agosto de 2011

Antes...ahora


Me he dado cuenta de que hay cosas que ahora digo, que antes no decía. No se cuál es la razón, pero antes no decía cosas como "tesoro", "amor", "cariño" o cosas así. A veces creo que tengo el corazón más blandito, cosa curiosa porque había llegado a pensar que se me había endurecido un poco, pero no, parece que no.

En cualquier caso, en la lista de cosas que ahora digo, también están: "esto no me gusta", "gracias, pero no", "no quiero hacerlo".

Me gusta este aumento de mi vocabulario, ha sido a mejor.

Me voy de vacaciones, besos a todas/os.





lunes, 1 de agosto de 2011

Como te lo cuento

- Como te lo cuento, fui a piso y no puede entrar.
- ¿Pero había cambiado la llave?
- Claro, era otra cerradura. Nos habíamos enfadado pero no pensé que iba a llegar a tanto.
- Vaya lo siento.
- No creas, lo peor vino después.
- ¿Y eso?
- Pues empezaron a llegarme correos al Ipod, de amigos diciendo que sentían que hubiéramos roto.
- ¿Cómo?
- Pues si, por lo visto ella había actualizado su estado en facebook y, estaba de nuevo sin pareja y la gente comenzó darme el pésame en el muro.
- No puedo creérmelo.
- Ni yo. Pues hay más aún. A última hora de la tarde me llegaron dos mail:  uno de una empresa de mudanzas avisándome de que por la mañana me llevarían las cosas a mi antiguo piso y otro de ella, que me decía "sin rencores ¿vale?, nos vemos en el chat".
- No puedo creérmelo.
- Como te lo cuento.
- Vaya palo y ¿qué vas a hacer?
- Borrarla de facebook, desde luego.
- Pues sí, que se joda.
- Eso.