lunes, 26 de enero de 2015

Nesquik

No tiene verguenza, esa es una de sus virtudes. No la tiene y me gusta más por esa razón. 
Lo que si tiene es un universo único: músicas, sonidos, un mundo literario y de cine propio, una forma sólo suya de tomar el nesquik, de caminar siempre alegre, de reirse o de emocionarse, que me emociona. 
Es una suerte sin duda, que quiera estar a mi lado.

viernes, 9 de enero de 2015

Por la mañana

Pasó corriendo delante de mí, aún llevaba la toalla en la cabeza, pero nada más... se vistió a toda prisa y salió de casa sin desayunar. -Llego tardísimo, amor... luego te llamo- y cerró la puerta. Yo me quedé de pie, en mitad del pasillo, con el aire de la puerta en mi cara y su imagen desnuda en mi cabeza, dando vueltas todo el día.