lunes, 26 de enero de 2015

Nesquik

No tiene verguenza, esa es una de sus virtudes. No la tiene y me gusta más por esa razón. 
Lo que si tiene es un universo único: músicas, sonidos, un mundo literario y de cine propio, una forma sólo suya de tomar el nesquik, de caminar siempre alegre, de reirse o de emocionarse, que me emociona. 
Es una suerte sin duda, que quiera estar a mi lado.

4 comentarios: